Noticias CIESPAL


CIESPAL celebra el Día Mundial de la Radio

Los orígenes de la radiodifusión se confunden con los de las telecomunicaciones por su tema de ondas y se ponen sobre la mesa fenómenos físicos complejos y técnicas que fueron desde el inicio muy sofisticadas.

La elaboración y descubrimientos de estos aparatos no fueron en cronología lógica, sino que fueron el final de las investigaciones llevadas a cabo de forma simultánea y en distintas perspectivas por equipos de personas dispersos en el mundo entero. Los resultados de todos estos procesos de encanto y desencanto se entremezclaron y conjugaron para dar como resultado lo que conocemos como radiodifusión moderna.

En sus años dorados la radio era el mayor entretenimiento de la casa, todos nos reuníamos para escuchar las radioseries y radionovelas.

La radio sirvió, sirvió ayer… pero con todos los avances tecnológicos, la radio ¿para qué sirve ahora? ¿Cuál es función en el mundo “moderno”?

¡Mediadora! ¡El poder de lo local!

El poder de la radio es su cercanía a la gente, al barrio, a la comunidad.

Abre los micrófonos de tu radio para que la gente venga y denuncie, que interpele a las autoridades. Que los problemas encuentren solución a través de la presión que hace la emisora y si esa presión la combinamos con redes sociales… ¡Radio y redes! Juntas son una fuerza tremenda.

Ése es el periodismo de intermediación: hacer un puente entre la ciudadanía y autoridades, entre ciudadanía y ciudadanía, entre comunidades. Convertir la radio en una contraloría ciudadana, en un baluarte de los derechos humanos, en una defensoría del pueblo al aire libre.

Por eso y por mucho más ¡Feliz día Radio!

 

Comentarios cerrados, pero trackbacks and pingbacks are open.

Go Top