Noticias CIESPAL


Las “fake news” afectan a la democracia aseguran especialistas en conversatorio de CIESPAL

Con el conversatorio Rumores, desinformación y “fake news” como amenazas para el periodismo finalizó, el jueves 26 de abril, la jornada de debate denominada ¿Tiempos de crisis para el periodismo? Las redes sociales como nueva amenaza, en la que participaron ponentes nacionales e internacionales para debatir sobre las noticias falsas, las redes sociales, el ciberbullying y el periodismo.

El panel estuvo conformado por Gustavo Gómez de OBSERVACOM, Iria Puyosa de la Universidad Andina Simón Bolívar y Christian Espinosa de Cobertura Digital. La moderación estuvo a cargo de Rosa Elena Vallejo, Directora de Comunicación de CIESPAL.

La bienvenida a este conversatorio estuvo a cargo de Gissela Dávila, directora general de CIESPAL, quien aseguró que se abrirán más espacios para el debate sobre periodismo y redes sociales para entender la importancia del uso de las nuevas tecnologías en la actualidad.

Rosa Elena Vallejo inició el conversatorio comentando que la popularidad alcanzada por el término fake news se atribuye a Donald Trump, quien la usó como una forma de poner en duda la información de algunos medios de comunicación tradicionales durante la campaña electoral. La comunicadora comentó a la audiencia que, en el 2017, fake news fue elegida como la palabra del año por los editores del Diccionario Oxford, lo que sugiere la determinación en el vocabulario de la política internacional.

Iria Puyosa fue la primera expositora, quien sostuvo que las fake news no son un peligro para el periodismo, sino para la democracia: “El tema de las noticias falsas es global, no está limitada a países. Se convierte en un desorden informativo que circula mundialmente y normalmente es de carácter político”, manifestó.

La docente argumentó que la información falsa llega no solo de un medio de comunicación, sino de un amigo, colega o familiar, la misma que trae consigo una carga de confianza y emotividad, lo que potencia su circulación en las redes sociales.

De su parte, Gustavo Gómez reiteró que las noticias falsas y la desinformación existen desde hace mucho tiempo y no aparecieron con el desarrollo del Internet. “Las fake news son una amenaza para los usuarios, para la democracia y a la vez son una oportunidad para el buen periodismo y la alfabetización mediática”, destacó.

En cuanto a la regulación de contenido en las redes, este investigador manifestó que se podría regular ciertas actividades como el uso de bots en redes sociales, la manipulación de información en las campañas electorales y el pautaje de publicidad. Sin embargo reconoció que pensar en la regulación de contenidos es un tema de profundo análisis por las implicaciones.

Finalmente, Christian Espinosa explicó formas recurrentes de desinformación en redes sociales, entre ellos: las identidades falsas, las cuentas con falsos seguidores, los tuits falsificados, los comunicados de prensa no oficiales, citas falsas acompañadas de fotografías, cadenas solidarias, entre otras. “Como periodistas y como usuarios nos jugamos la credibilidad en cada post que publicamos”, resaltó Espinosa, quien es promotor de la campaña #PiensaAntesDePublicar.

Video:

Comentarios cerrados, pero trackbacks and pingbacks are open.

Go Top