Noticias CIESPAL


,

Mapa de espacios de Coworking, Incubadoras y Laboratorios Cívicos en Quito

Quito ha experimentado un crecimiento de espacios de trabajo dentro de lógicas contemporáneas de emprendimiento e innovación en los últimos meses. Conocidos como coworkingsi, incubadoras, aceleradoras y laboratorios cívicos en diversas variedades, están presentando una nueva oferta de gestión de procesos y conocimiento a la ciudad, generando un propio, más nutrido y complejo ecosistema tecnológico a la ciudad. El presente es un ejercicio de mapeo de localización geográfica de estos espacios.

Hasta los inicios del mes de junio, realizamos un conteo de 23 espacios que se dedican en varias categorías, experiencias y filosofías a brindar espacios de trabajo, reuniones, cursos y talleres relacionados con el emprendimiento, la tecnología y la innovación. Algunos de ellos se encuentran más dedicados hacia la gestión de negocios, otros con una visión más social del mercado, otros desde una perspectiva cultural y algunos desde prácticas activistas en tecnología.

Muchos de estos espacios, mantienen una identidad muy particular que les distingue claramente del resto de otros centros. Por ejemplo, se nota claramente la diferencia entre la visión social y de mercado local de los proyectos que están en desarrollo en Impaqtoii, frente a la promoción de alianzas y mercados internacionales pragmáticos de KrugerLabsiii, o de carácter experimental como los plantea el MedialabUIO.

Pero definitivamente, hablar de las características y las diferencias de cada uno de ellos merece una investigación más detallada que no pretende este artículo, salvo una exposición panorámica de este fenómeno y de algunas deducciones que podrían ser evidenciadas a partir de la posición geográfica en la cual han emergido en la ciudad.

Como se puede observar, una gran cantidad de estos espacios han surgido alrededor del parque de La Carolina, el cual puede ser considerado como el centro de negocios de la ciudad, por lo que se puede pensar de que esta aparición de espacios se debe en un primer momento a la relación entre los emprendedores con los centros más clásicos de negocios, como una forma para aprovechar las redes de contactos existentes que estas personas han gestionado en anteriores trabajos y la infraestructura de negocios ya existente.

El otro conjunto de espacios se encuentra ubicado entre La Floresta y la zona de Las Universidades. Una de las explicaciones podría ser que el gran flujo de personas relacionadas con las universidades que circulan por esa área, generan necesidades y motivaciones de encontrar espacios donde comenzar emprendimientos, ya que las clásicas estructuras universitarias no toman en cuenta este fenómeno. Un caso interesante por ejemplo es el de la Universidad Salesiana que abrió muy recientemente un espacio de coworking como parte de sus servicios universitarios.

Más para el centro-sur de la ciudad no se observa que haya una presencia significativa de estos espacios, salvo el laboratorio de innovación de la ciudad, Linqiv, que está ubicado en el Centro de Arte Contemporaneo, como menciona su página web evidenciando su traslado desde el centro histórico no hace mucho tiempo. Un poco más abajo de este espacio, se encuentra La Librev, que es un espacio más pensado desde el activismo tecnológico que en las lógicas de innovación de emprendimiento, pero es importante destacarlo debido a su presencia en el ecosistema desde una tradición más de la comunicación popular y el activismo hacker.

En lo que podríamos llamar como la periferia del ecosistema de espacios de innovación, está el coworking público municipal Conquitovi, que se encuentra en el límite del ingreso a la zona sur de la ciudad. Si bien este espacio tiene una infraestructura muy amplia, de acuerdo al mapa está muy alejado del circuito, en el cual evidentemente, es la sector norte de la ciudad quien que está más involucrado en participar del fenómeno.

Sin lugar a dudas, la emergencia de estos espacios de trabajo y de gestión de recursos que el modelo, y la promesa de innovación han permitido, es un fenómeno que será observado por algún tiempo en futuro. Es aún un tiempo muy corto para dar mayores conclusiones, sin embargo se espera que durante este tiempo se puedan poner a prueba las capacidades y las condiciones del desarrollo de emprendimientos que podrían tener éxito en un mercado ecuatoriano y regional. Así como la capacidad y las formas de articulación que podrían surgir de este fenómeno emergente, entre los propios centros de innovación, como en la relación con el resto de la sociedad, la economía y la ciudad.

 

Comentarios cerrados, pero trackbacks and pingbacks are open.

Go Top