Noticias CIESPAL


Posición de CIESPAL ante la violencia suscitada en el país

El Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (CIESPAL) ante la serie de lamentables hechos de violencia acaecidos en el país los últimos días, manifiesta:

  1. La violencia social es injustificable, en cualquiera de sus formas. Rechazamos la violencia física y la violencia simbólica, la violencia delincuencial, la violencia cotidiana ejercida por el machismo y el sexismo, por la misoginia, por el racismo, por la xenofobia, por quienes abusan de su poder; así como la violencia que es endémica y estructural por parte de un sistema que acrecienta las brechas sociales y la desigualdad, que no detiene el crecimiento de la pobreza y la marginación, que deja sin educación, salud o empleo a los más necesitados; repudiamos la violencia que atenta contra los derechos de niños, niñas y adolescentes, de personas mayores y discapacitadas, de mujeres de toda condición social, de adolescentes y jóvenes, de quienes piensan u opinan diferente.
  2. Tras los deleznables hechos acontecidos en Quito, en Ibarra, así como los hechos de violencia que acontecen y no se visibilizan públicamente todos los días al interior de los establecimientos educativos, de los espacios familiares, y los que han aparecido en los lugares públicos y en las redes sociales, manifestamos enfáticamente que es necesario que todos y todas nos responsabilicemos de enfrentar el difícil momento que vivimos como sociedad.
  3. El Estado debe imponer su autoridad enmarcado en el respeto a la Ley y a los Derechos Humanos y sosegar los ánimos sociales; es necesario que se medite profundamente en relación al marco legal y las políticas públicas que tenemos en el país para combatir la violencia y dar seguridad a las personas, respetándolas en su integridad humana; es imprescindible que la Policía Nacional y demás instancias encargadas de controlar y mantener el orden público cumplan a cabalidad su misión, sin excesos, ni dilaciones; que las instituciones educativas aborden el tema de la violencia como parte fundamental del proceso de formación de sus educandos y que el resto de organizaciones de la sociedad civil aporten, cada una desde su campo de acción, para enfrentar este tema, así como todas las personas seamos capaces de entender el trasfondo que posibilita la violencia en todas las estructuras sociales.
  4. Especial mención merece el rol que juega la comunicación social en estas circunstancias. Mediante una adecuada comunicación ejercida tanto por el Gobierno como por los medios masivos, periodistas y comunicadores responsables, la ciudadanía puede estar informada de lo que sucede, y estar en capacidad de actuar de forma racional y justa, defendiendo y solidarizándose con las víctimas, así como contribuyendo a preservar la paz social.

Resulta sumamente grave que algún medio de comunicación masiva, en un rechazable afán de protagonismo o por la pura rentabilidad comercial, practique el sensacionalismo o incite a la ciudadanía a actuaciones por fuera de la Ley, o que impliquen las indebidas generalizaciones y ataques contra personas inocentes o vulnerables que nada tienen que ver con hechos violentos. Más aún, frente a ciertos discursos desbordados y que hasta incitan al odio, discriminación xenofobia que han circulado en redes sociales, la tarea de autoridades, comunicadores, periodistas y medios de comunicación comprometidos con el país tiene que ser aún más clara, propositiva, prudente y decidida.

Finalmente, CIESPAL exhorta a abrir un gran debate nacional en el que participen todos los actores políticos y sociales, especialmente las autoridades, universidades, gremios de trabajadores, organizaciones sociales, pueblos y nacionalidades, organismos no gubernamentales y ciudadanía en general, a fin de encontrar soluciones consensuadas sobre este delicado tema. Con ese propósito, pone a disposición sus instalaciones, así como las redes y contactos con los que históricamente ha venido investigando y empujando acciones concretas para mejorar las respuestas sociales, en el campo de la comunicación, la educación, el género, la movilidad humana y las migraciones, así como los derechos humanos.

Por lo que nos ratificamos en que la violencia no se resuelve con más violencia, la violencia machista no tiene nacionalidad, la xenofobia profundiza los problemas fundamentales que tenemos como sociedad. La opinión pública necesita información y comunicación clara, oportuna y contextualizada para tomar posición. Es responsabilidad de comunicadores, periodistas, medios de comunicación y autoridades crear espacios de reflexión y análisis que nos ayuden a crecer como comunidad sin prejuicios, y seamos capaces de convivir pacíficamente.

 

Quito, 21 de enero de 2019

Comentarios cerrados, pero trackbacks and pingbacks are open.

Go Top