Noticias CIESPAL


,

Internet para promover la ciudadanía, la soberanía y la paz

Del 27 al 29 de septiembre, se realizó en CIESPAL el evento Diálogos por una Internet Ciudadana: NuestrAmérica rumbo al Foro Social de Internet organizado por ALAI, ALER, CORAPE, MedialabUIO, Pressenza y el Foro Comunicación para la Integración.  El mismo contó con la participación de destacados ponentes internacionales y público interesado en reflexionar si la Internet es realmente una herramienta para democratizar la comunicación y los conocimientos. 

Una de las conferencias destacadas fue la de la periodista brasileña Renata MIELLI, para quien Internet es la forma de conectar al mundo, por cuanto permite el acceso a la comunicación y el conocimiento.

Enmarcada en el Eje de conocimiento, que se enfoca en medios y comunicación; tecnologías libres; acceso y diversidad; cultura libre y propiedad intelectual; y, educación, la expositora aseguró que la lucha por una Internet libre no es de un solo país, sino que es una tarea de todos. En este sentido, mencionó que el acompañamiento en el debate de cómo Internet está manejando el rumbo de nuestras vidas es significativo.

¿Está Internet contribuyendo para garantizar la efectividad de derechos humanos, de reducir las desigualdades y discriminaciones? Al respecto, MIELLI se planteó la interrogante de quién toma las decisiones sobre Internet. A su modo de ver, la verdad es que la gente que usa Internet no piensa mucho en esto y tampoco se cuestiona sobre cómo la Internet está alterando las relaciones económicas, políticas y sociales. “Nosotros, es decir, los movimientos sociales, medios alternativos de comunicación, activistas, entre otros actores de la comunidad, no estamos pensando sobre esto, sino que estamos interesados en que Internet sea más fácil y funcional; mientras que hay grupos económicos de Gobierno que sí están tomando decisiones”, afirmó. “Sin embargo, las personas con poder político y económico para decidir los rumbos de Internet, no lo hacen basándose en el interés público”.

En cuanto a Internet y su papel en la sociedad, la periodista destacó que las nuevas Tecnologías de la Comunicación e Información ocupan un papel estratégico en la sociedad; no obstante, la gente no está debatiendo sobre el tema.

Explicó, además, que el mundo digital y la Inteligencia Artificial están siendo manejados por un pequeño grupo que es el que toma las decisiones sobre Internet e influye significativamente en el comercio internacional. Los enormes monopolios privados actúan ahora a través de la Internet, tal es el caso de Facebook, Google, Amazon y otros. Por supuesto, este ambiente monopolista que se está formando es totalmente contradictorio con la intención que se tiene de contar con una Internet abierta y ciudadana, que procure la libre circulación de la información y el conocimiento producidos por la sociedad y que contribuya a la emancipación de los pueblos. “La profundización del monopolio privado de Internet está dando paso a una sociedad de la desinformación y del desconocimiento para muchas personas alrededor del mundo”, acotó MIELLI.

De acuerdo a cifras de la Unión Internacional de Telecomunicación (UIT), actualmente, cerca del 48% de la población mundial está conectada; es decir, cuenta con acceso a Internet; lo que quiere decir que el 52% restante forma parte de aquellos que se pueden denominar “excluidos digitales”.

Entre aproximadamente tres millones y medio de personas conectadas a nivel global, 94% de estas tienen un teléfono celular 2G (que no supone una conexión completamente segura). Solo el 76% de esta población tendría acceso a un celular 3G y únicamente el 43%, a una conexión 4G. Sin embargo, la comunicadora social indicó que lo realmente importante es preguntarse sobre el uso que aquellos con acceso a mejores conexiones hacen de Internet. En su opinión, la mayoría de estos usuarios emplean sus móviles principalmente para redes sociales, Whatsapp y Facebook entre las más populares. Esta afirmación estaría sujeta a que un tercio de la población del planeta (2.000 millones de usuarios) posea una cuenta en Facebook, aspecto que convierte a esta social network en el mayor monopolio privado del mundo. “Pocas personas navegan en Internet, la gran mayoría revisa Facebook y ahí se quedan, leyendo titulares de noticias, entradas personales, institucionales, fotos y videos, pero difícilmente hacen clic para ir al contenido original. La estrategia es crear más y más funciones para que la gente se sienta cada vez más en casa. Esto, sin duda, debería ser motivo de cuestionamiento”, recalcó la ponente.

Google, otro gigante de Internet, toma decisiones que pueden afectar gravemente la democracia y la libre circulación de información, ya que los criterios de indexación que utiliza para filtrar los resultados de una búsqueda generan que en la primera página de búsqueda aparezcan solamente las noticias “certificadas”. Y, ¿cuáles son estas? Son exactamente las producidas por los medios monopolistas de la comunicación, que contemplan una decisión editorial que atenta contra la libertad de expresión y la democracia. Del mismo modo, otras plataformas limitan la información a 40 caracteres o a videos de un minuto. Tal como Renata MIELLI lo ve, los desafíos de la inclusión digital se limitan al acceso a la infraestructura, específicamente a problemas como la carencia de contenidos y servicios locales.

Si se tiene presente que la mayor parte de contenidos en Internet provienen del norte del mundo y están en inglés, no será posible lograr una conciencia crítica en la sociedad en un ambiente como este, indicó. Sin embargo, el exceso de información tampoco es un aspecto positivo, porque desvía la atención de aquello que realmente es relevante. “Estamos, literalmente, perdiendo la memoria debido al exceso de imágenes e información”, sentenció.

Finalmente, hizo hincapié en que estamos siendo monitoreados 24 horas durante los siete días de la semana, en cualquier lugar en donde nos encontremos: cada respiración, cada paso, cada cosa que hacemos genera información que está siendo almacenada y comercializada sin nuestro consentimiento y sin ninguna transparencia, y que de ese modo la Internet, que debería ser una plataforma de democratización, podría convertirse en un mecanismo de control.

Es por eso que Renata MIELLI considera preciso establecer propuestas concretas para evitar este escenario, lograr el empoderamiento de la ciudadanía y fortalecer sus espacios de capacitación; así como también discutir una agenda para obtener un software libre y conseguir que las empresas cumplan reglas de transparencia en cuanto a los datos de sus usuarios. “Debemos actuar para que la Internet tenga una agenda multisectorial y evitar la concentración en monopolios privados. Queremos usar Internet para promover la ciudadanía, la soberanía y la paz. Y esto puede parecer una utopía, pero la utopía es para eso: para hacernos caminar”, concluyó.

Perfil de la ponente

Renata MIELLI: Periodista, Coordinadora General del Foro Nacional por la Democratización de la Comunicación, Secretaria General del Centro de Estudios de los medios alternativos Barao de Itararé.

 
Fuente: ALAI.
 

Comentarios cerrados, pero trackbacks and pingbacks are open.

Go Top